Cómo usar títulos para mejorar el SEO

Si quieres saber cómo potenciar las visitas de tus entradas, entonces es posible que este no sea el tipo de guía que estás buscando, pero si lo que buscas es comprender cómo funciona Google a la hora de interpretar e indexar los contenidos para luego mostrarlos a un público determinado, entonces sigue leyendo. Pero antes, una breve aclaración.

Arañas de Google leyendo el contenido de una página web

Inevitablemente somos SEO, así que comprenderás, querido lector, que vamos a poner unos cuantos headings para ayudar a nuestras amigas las arañas de Google, coprotagonistas de esta guía de títulos SEO optimizados, a poder interpretar bien nuestro contenido.

Qué es un título

Un título es un texto, usualmente una frase breve, que precede a otro texto más amplio y suele definir brevemente la temática que encontraremos al leer su contenido. Así que los títulos, son importantes y su función para los lectores es la de informar muy brevemente acerca de lo que van a leer.

Por ponerte un ejemplo, ¿te imaginas un texto sin títulos? ¡Qué difícil sería tratar de encontrar alguna cosa en un libro de 200 páginas!

¿Cómo usar los títulos o encabezados?

Una buena manera de saber cómo utilizar los encabezados es haciéndonos la pregunta de qué utilidad tienen o cuál es su función lógica en un contenido digital o físico, y luego aplicarlo de esa manera a nuestro proyecto.

Miguel Ángel Fuentes; en un taller sobre SEO

El Título principal o encabezado H1

Si los títulos preceden al contenido, entenderemos que es importante que se dividan en niveles de importancia. Por ejemplo, en esta página utilizamos el título principal H1 “Cómo usar títulos para mejorar el SEO” que ya de por sí no deja lugar a dudas de lo que se va a encontrar el usuario. Debajo del título, he tratado de describir con un párrafo breve lo que se van a encontrar si leyesen todo el contenido.

Los subtítulos o encabezados H2

Son los que tratan de capturar palabras clave de relevancia, además de que constituyen la columna vertebral de un contenido bien estructurado. Hay que utilizarlos cuando sea necesario y no abusar de ellos empleándolos, por ejemplo, para todos los apartados.

Los heading H3 o títulos longtail

Estos encabezados sirven para estructurar todavía más el contenido y deben colocarse dentro de un encabezado H2. Siempre trataremos de capturar las palabras clave derivadas o palabras clave longtail, que son palabras clave con un menor índice de búsquedas que las palabras clave derivadas. Hay que tratar de no ser muy explícito y usarlas con sentido común, para que éstas sean entendibles por el usuario.

El trasfondo de los títulos en SEO

En el pasado, allá por el año 2000, los títulos eran un factor decisivo para el posicionamiento. Si no tenías tus títulos atacando las palabras clave que más te interesaban, no tenías modo de posicionar. Aunque en el presente, sigamos preocupándonos por incluir términos exactos en los encabezados, hoy por hoy no son un factor que ayude a posicionarnos para esas palabras clave.

¡Vamos a hacer la prueba!

Buscamos en Google Cómo nacen las Golondrinas y nos sale ocupando la primera posición la URL http://birding140.es/la-golondrina-que-anida-en-nuestros-balcones/. Busco entre su contenido (que no tenía certificado SSL en el momento de mi visita) y me encuentro con que en ninguno de sus títulos han añadido de forma explícita las palabras que utilicé para realizar la búsqueda en Google. Y no solo eso, ¡tampoco se encuentran esas palabras en ningún lado del contenido!

La utilidad de las palabras clave en títulos para SEO

La práctica de los SEO por introducir palabras clave en los títulos ha dejado de ser un factor “imprescindible” de posicionamiento, pero ello no significa que no sean importantes para el SEO. Me explico. ¿Recuerdas cuando te dije que los títulos servían para poner en pre-aviso al lector acerca del contenido escrito al que preceden? Pues lo mismo sucede con los crawlers de Google.

Entonces debemos deducir que los títulos ayudan a Google a entender de qué estamos hablando o a qué nos referimos en nuestros textos escritos o en el conjunto global de la página. Ahora bien, nos surgen algunas preguntas que merecen una buena respuesta.

¡Aquí llega la chicha buena del SEO!

¿Son más importantes los H1 que los H2 o que el resto de encabezados H3, H4 y H5?

En una estructura jerarquizada, la definición de los títulos ayudan a organizar visualmente el contenido para que sea más sencilla su interpretación o lectura, pero cuando hablamos de si son un factor de posicionamiento, no. No son en sí un factor de posicionamiento para palabras clave, ni los títulos H1 tienen más fuerza que los títulos H5, ni viceversa.

La forma adecuada de utilizar los títulos

Debemos entender entonces, que los títulos son una herramienta para explicar acerca de qué hablan los textos en los que se encuentran, y esa es la única función para la que los debemos utilizar. Decirle al usuario, “esto es lo que te voy a contar”. Pero… hay mucho más que textos ¿no?

Encabezados en las imágenes

Google no sabe entender las imágenes, a no ser que le expliquemos con palabras escritas qué hay en esa imagen tan chula con la que queremos convencer a nuestro usuario de que compre un producto o contrate un viaje. Su utilidad aquí es exactamente la misma que como ocurre con los textos, explicar qué es la imagen para que Google (ojo a la frase que sigue) decida a qué audiencia va a mostrar la foto y con qué términos de búsqueda.

Te lo explico con un ejemplo:

Patata siendo pelada por un SEO

El SEO Miguel Ángel Fuentes pelando una patata

Nuestro SEO ha decidido preparar la cena mientras escribíamos este artículo y ha ido a la cocina a pelar una patata y te lo hemos querido mostrar en esta fotografía de Miguel Ángel Fuentes pelando una patata. ¡Lo que tienen que hacer los SEO hoy en día!

¿Entonces, ayudan o no ayudan a posicionar en Google?

Como uno de los factores principales de posicionamiento para rankear las palabras a las que queramos atacar es un NO rotundo. Pero no por ello dejan de ser un factor que “ayuda” a facilitarle el trabajo a Google para que entienda nuestro contenido, el cual debería ser suficiente para que nos posicione en los términos de búsqueda que más nos interesan. Entonces, sí puede ser de ayuda que especifiquemos claramente todo aquello que escribimos en nuestros contenidos, ya sean fragmentos sin sentido, imágenes, productos o una golondrina montando un nido.

Con otras palabras. Si Google comprende antes de qué trata nuestro contenido, empezará a mostrar con antelación nuestra página en aquellas búsquedas que tengan relación con nuestra redacción. Otra cosa es, que nuestro contenido sea interesante y resuelva la intención de búsqueda de quienes nos encuentre a través del buscador, lo cual sí es uno de los enormes factores de posicionamiento.

3 Respuestas

  • Un artículo más que interesante sobre el seo Técnico. Solo aportar, con respecto a los encabezados , que la página preferida y niña bonita de GooGle es Wikipedia y sus estructura de encabezados.

  • Hola! Yo uso el H1 y H2 de dos formas. Normalmente en el H1 uso la palabra clave (en realidad siempre). Me gusta ordenar los post en base a H2, es decir, ordenar bien el contenido por “bloques”. Y en el H2 procuro meter la palabra clave (al menos en uno). En otros, términos semánticamente interesantes, y en otro, directamente lo que toca (sin darle muchas vueltas). El H3 no lo uso con sentido SEO. DIgamos que mi orden a nivel de otimiación es meter la palabra clave en: URL, Title, description (se que no es relevante, pero si lo es por el CTR), H1, H2, densidad (sin pasarse). Esta web es simplemente para que alumnos de formación de ciclo superior de marketing puedan practicar temas relacionados con el marketing digital. Apostamos fuerte por el marketing de contenidos (y por el camino trataremos de vender algo para generar ingresos e invertir en campañas para que aprendan). Espero que te guste y puedas hacer algún comentario en algún artículo del blog! Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *